Redes Sociales Empresariales: Inteligencia Social e Innovación - Parte II

Redes Sociales Empresariales:  Inteligencia Social e Innovación - Parte II

COLABORACIÓN AL 100%

“En las organizaciones, la colaboración social tiene el potencial de transformar los negocios”, asegura un informe de IBM(IBM1). Allí, el “Gigante Azul” asegura que aquellas empresas habilitadas socialmente pueden obtener nuevos niveles de velocidad y agilidad para impulsar la innovación y cambiar la dinámica de cómo las personas interactúan entre sí y con la organización.

Esto es especialmente cierto debido a que las redes sociales han sido catalogadas por IDC(IDC2) como uno de los cuatro pilares que conforman la próxima plataforma dominante de cómputo. Los otros tres son: el Big Data, la computación cloud y la movilidad. “La combinación de estas tecnologías representará casi el 50% de todo el gasto de TI a finales de esta década y serán las áreas de mayor crecimiento en TI”, dice IDC.

Ahora bien, aquellas organizaciones que invirtieron tempranamente en soluciones de colaboración social empresarial ya están comenzando a cosechar los frutos de su esfuerzo.

Un estudio conducido por el IBM Center for Applied Insights y dado a conocer a principios de 2015(IBM3), reveló que el 72% de 1.000 líderes empresariales entrevistados en Estados Unidos logró mejorar su comunicación y colaboración empresarial, mientras que un 67% experimentó un aumento de la velocidad con que se innova, y un 64% ingresó a nuevos segmentos o mercados.

¿Por dónde empezar?

Existen numerosas soluciones tecnológicas para gestionar las Redes Sociales Empresariales creadas por compañías globales de la talla de Microsoft, Oracle, SAP, Salesforce, Adobe e IBM.

También hay vendedores especializados en los pilares básicos, con soluciones que apuntan a resolver necesidades tales como Escucha Social, Gestión de Clientes, Engagement y Publicación, Curaduría de Contenidos, Venta Social y Promociones. En estos últimos renglones operan compañías como Yammer, Radian6, Vitrue, SDL, Jive y PeopleFluent.

Según SuccessFactors (una empresa propiedad de SAP), existen ciertos   ingredientes básicos(7SSF) que deben estar presentes en una solución para Redes Sociales Empresariales:

  1. Engagement. Una solución de Red Social Empresarial debe lograr que los empleados participen activamente en las conversaciones e interactúen  con los contenidos internos.
  2. Productividad Social. De forma similar, la plataforma social debe permitir conectar a los nuevos empleados con las personas y los contenidos de forma rápida, lo cual reduce el tiempo de contribución y colaboración en la red, haciéndolos productivos desde el primer día.
  3. Transferencia de conocimiento. Una plataforma de ESN puede ayudar a retener los conocimientos de los empleados y a compartirlos con toda la empresa.
  4. Gestión del desempeño. Una solución de ESN permite que los empleados creen mensajes en cascada que les oriente en la búsqueda de objetivos conjuntos, garantizando que los logros sean el resultado de procesos inclusivos y colaborativos.
  5. Aplicaciones conectadas. La conectividad es clave, en especial para empleados remotos, donde la productividad es esencial. Por ello, la plataforma social debe permitir conexión directa a las aplicaciones de negocios sin importar su ubicación.

A menos que exista una necesidad específica de comunicación punto a punto entre empleados, el modelo de publicación/suscripción que proponen las Redes Sociales Empresariales es la forma más eficiente de colaboración”, destaca el informe Enterprise Social: Your Future Neural Network de Cognizant (6CGNZ). “Si se hace bien, la capa social será la red neuronal de la empresa”.

Sin embargo, a pesar de sus notables beneficios, solo las organizaciones pioneras en utilizar los medios sociales están aprovechando su inmenso potencial para mejorar la productividad y la innovación. Mientras tanto, las demás empresas están siendo desplazadas rápidamente por organizaciones más ágiles que adoptaron las redes sociales en busca de ampliar sus horizontes de colaboración.

Nicola Picasso, CEO y Cofundador de Somos Sinapsis concluye: “Las compañías hacen uso de las nuevas tecnologías digitales para optimar su negocio, pero no tanto para transformarlo. El objetivo de estas tecnologías es evolucionar aspectos clave del negocio para que la empresa pueda adaptarse a los cambios y necesidades que demanda el mercado, altamente conectado y digital, y donde los usuarios esperan poder interactuar con las empresas”.

Cultura e innovación social

Además de lograr conexiones valiosas, las redes sociales impulsan la creación de una cultura empresarial que apoya y fomenta diversos tipos de actividades. Esto asegura que los procesos de negocios tengan las mejores prácticas de colaboración social en procura de mejorar la productividad, la comunicación y la agilidad.

“En este sentido, una plataforma de Red Social Empresarial le permite a los empleados lograr mayor participación, colaboración y gestión”, señala el informe de CGI. Esto a su vez les permite captar con mayor facilidad, generar e integrar la nueva información y el conocimiento para ofrecer las mejores soluciones y lograr los mejores resultados.

Es de notar que al combinarse con el enfoque BYOD (Bring Your Own Device – Traiga su Propio Dispositivo) y con tecnologías de movilidad, “las Redes Sociales Empresariales han comenzado a borrar las líneas que separaban las estructuras organizacionales con nuestra vida personal y profesional”, prosigue el reporte de Cognizant. “Cada vez más coexisten ambos mundos, con la misma experiencia de usuario, en el mismo hardware, en el mismo espacio físico y al mismo tiempo”.

Los resultados finales se traducen en costos de operación reducidos, mejor adquisición y retención de talento, y mayor competitividad.

Comparte en redes sociales
Scroll