Movilidad corporativa: Un desafío inminente - Parte II

Movilidad corporativa: Un desafío inminente - Parte II

¿Aplicaciones críticas en el móvil?

A raíz del fugaz crecimiento de las apps y dispositivos móviles, los empleados interactúan con información crítica del negocio directamente desde sus smartphones, al tiempo que los clientes se enganchan con las marcas.

A nivel mundial, Statista -la firma compiladora de estadísticas y estudios de mercado- pronostica que las cifras por descargas de aplicaciones móviles gratuitas alcanzarán $253.91 mil millones de dólares en 2017(8). Mientras tanto, las tiendas de apps están viendo un importante aumento en la demanda de aplicaciones de negocios. Por ejemplo, la App Store de Apple reportó un incremento del 210% en las descargas de aplicaciones de negocios entre 2013 y 2014. Solo en 2014, esa misma tienda lanzón 128.000 nuevas aplicaciones de negocios, según lo informó la revista CIO(9).

Así las cosas, “las organizaciones deben ser capaces de pasar de una perspectiva en que la movilidad soporta los negocios a un entorno donde la movilidad transforma los negocios”, prosigue el reporte de VMware. “Eso significa que debe moverse rápidamente para dar cabida a usuarios de escritorio, web y aplicaciones SaaS para dispositivos móviles.”

Para lograrlo, es esencial identificar la gama de escenarios posibles de movilidad en la empresa con usuarios reales accediendo a los mismos datos desde cualquier dispositivo, en cualquier momento y lugar. Después de ello se ejecutan las apps móviles utilizando tiendas de aplicaciones empresariales que aseguran, distribuyen y controlan las apps.

De hecho, una investigación conducida por Appcelerator(10) concluyó que un 50% de las 804 empresas encuestadas en Estados Unidos planea desarrollar apps móviles que serán distribuidas mediante tiendas privadas empresariales. La intención no es otra que crear un ecosistema de proveedores de software independientes (ISV por su sigla en inglés) y socios desarrolladores, para que las aplicaciones se ajusten a determinadas políticas de seguridad.

Con ello, se garantiza que los procesos de misión crítica puedan ejecutarse con total confianza desde un dispositivo móvil registrado y por usuarios plenamente identificados.

Plataforma común

Es así como las empresas que han implementado estrategias de Movilidad Corporativa han sido capaces de superar los desafíos más apremiantes gracias a políticas unificadas que establecen diferentes permisos y controles a través de una plataforma común.

Con ello, se proporcionan a los usuarios una experiencia de consumo consistente a través de todas las plataformas –escritorio, smartphone, tabletas, notebooks, wearables- y controlada desde el lado de la empresa.

Algunas soluciones incluyen paneles gráficos que proveen una visión detallada,  análisis de la implementación y uso de la plataforma móvil. Otras más permiten hacer zoom a las métricas de uso, las apps más populares y la distribución geográfica, entre muchos otros factores.

En una era donde los empleados viven hiper-conectados, las empresas deben lidiar con los dispositivos móviles a un nivel que era desconocido hasta hace dos o tres años. La gama de opciones de los terminales, el sistema operativo, las aplicaciones y los usos potenciales representan desafíos ineludibles.

Sin importar cuál sea el segmento de negocios, las organizaciones requieren abordar una estrategia de Movilidad Corporativa.

Los casos exitosos abundan con grandes ejemplos, “desde la satisfacción de las demandas de acceso a los empleados móviles, pasando por la protección de los datos, hasta el aumento de la productividad y un rápido retorno de la inversión”, precisa IBM en su informe ‘Enterprise Mobility Management’(11).

Una correcta estrategia de Movilidad Corporativa puede permitir a las organizaciones adoptar las tendencias móviles y aprovechar plenamente los beneficios para el negocio.

Por todos es sabido que los empleados móviles representan una pesadilla de gestión debido a que las conexiones remotas crean riesgos de seguridad y exponen a las empresas. Sin embargo, este escenario parece ser un ‘mal necesario’ que ayuda a enfocarse estratégicamente en la Movilidad Corporativa como factor unificador de empleados, proveedores, conexiones y –por supuesto- dispositivos.

Comparte en redes sociales

Artículos relacionados

Scroll