Big Data en crecimiento - Parte II

Big Data en crecimiento - Parte II

Mercado en crecimiento

Los ingresos calculados por IDC para las soluciones de Big Data y Analytics pasarán de los 122.000 millones actuales a los 187.000 millones de dólares previstos en 2019, lo que supone un aumento de más del 50% en cinco años. Los servicios relacionados con estas tecnologías moverán más de la mitad del total.

La segunda categoría en cuanto a crecimiento en este entorno será la del software, con cerca de 55.000 millones de dólares en ingresos en 2019. Casi la mitad de estos ingresos procederá de las consultas de compras del consumidor final, de la generación de informes, herramientas de analítica y de gestión del data warehouse, mientras que el gasto en hardware crecerá hasta casi los 28.000 millones en 2019.

Los sectores que más demandarán estas soluciones serán los de fabricación (con 22.800 millones de dólares en 2019), banca (22.100) y procesos de fabricación (16.400). Otros cuatro verticales muy activas serán sector público, servicios profesionales, telecomunicaciones y retail, según el mismo análisis.

Las empresas más grandes (con más de 500 empleados) serán el principal impulsor de estas tecnologías, segmento que moverá más de 140.000 millones de dólares dentro de tres años. No obstante, las de tamaño inferior a 500 trabajadores seguirán siendo un importante colaborador, con casi un cuarto de los ingresos mundiales.

"No hay duda de que Big Data y Analytics pueden tener un impacto considerable en casi todas las industrias", señala Jessica Goepfert, directora del programa, clientes ideas y análisis del consultor. "Deben mejorar los márgenes y el rendimiento, al mismo tiempo que la capacidad de respuesta para ofrecer una mejor experiencia a los clientes actuales y potenciales. Las organizaciones que tengan visión de futuro podrán tomar mejores decisiones, y de forma más rápida, en función de estos datos", concluye.

Geográficamente, Estados Unidos será el gran receptor de estas tecnologías, seguida por Europa Occidental, Asia-Pacífico (excluyendo Japón) y América Latina, aunque serán estas dos últimas las que crezcan a mayor ritmo en los próximos cinco años.

Big Data, ¿para qué?

Las empresas deben aprovechar el potencial que ofrecen Big Data y las herramientas analíticas para construir relaciones sólidas con los consumidores han integrado las nuevas tecnologías en su día a día, en sus patrones de consumo y en su comportamiento. Conocer sus necesidades y conductas es clave, según un reciente estudio de EY.

El estudio “Building trusted relationships through analytics and experience”, en el que han colaborado conjuntamente EY y Forbes Insights, tiene por objetivo analizar la manera en la que las empresas están utilizando los datos y la analítica avanzada para gestionar las relaciones con sus clientes, y cómo desarrollan su lealtad en un mundo cada vez más digitalizado.

De acuerdo con el informe, el 91% de los encuestados afirma que la construcción de relaciones de confianza con los clientes es un factor determinante en su estrategia. Además, el 87% incluye la experiencia del usuario en su plan de acción empresarial.

Según el estudio, la mayoría de los CMO busca comprender en qué momento exacto se debilita la confianza de los clientes. Menos de un tercio de los encuestados afirma ser capaz de detectar este punto de ruptura y contar con una comprensión completa de la situación.

Los ejecutivos participantes en el informe tienen más seguridad en los puntos de contacto en persona con los clientes (touchpoint) y en su fuerza de ventas presencial (73%) que en las plataformas móviles (el 60%) y redes sociales (68%). “Estas dos últimas cifras son relativamente bajas si tenemos en cuenta que los smartphones y otros dispositivos multimedia son cada vez son más usados por los consumidores para realizar transacciones”, señala el documento.

Los CMO son conscientes del valor de Big Data y de las herramientas de analítica avanzada para construir una sólida relación de confianza con los clientes, y al menos, la mitad de los encuestados cuenta con un enfoque a futuro y sostiene que el uso de datos para afianzar el trato con el consumidor se convertirá en un diferenciador competitivo en los próximos dos años.

Sin embargo, en la actualidad, el 52% de las empresas implementa herramientas de analítica avanzada para realizar ofertas relevantes o personalizadas durante la interacción con el cliente, y únicamente el 38% afirma estar aprovechándolas para detectar el punto de ruptura de la relación.

Además, sólo el 37% de los encuestados declara tener la capacidad de usar herramientas de analytics para adaptar los mensajes y alcanzar al consumidor. Teniendo en cuenta que muchos ejecutivos consideran la personalización como la próxima gran tendencia en el proceso de compra, y que el 69% de ellos ha incrementado sus esfuerzos para lograr la individualización de la experiencia, esta cifra debería aumentar.

El 67% de los encuestados coincide en que la experiencia del cliente requiere de colaboración externa, más allá del departamento de marketing, y que las responsabilidades se deben distribuir entre diferentes unidades de negocio.

El estudio recomienda a las compañías para obtener la confianza del consumidor a través de la información del cliente y la analítica avanzada, el uso de bases de datos para alcanzar una mejor comprensión del cliente, ofrecerles una experiencia personalizada y conseguir que conecten con la firma; utilizar modelos predictivos de datos y sistemas de interacción hombre-máquina para mejorar la toma de decisiones, así como emplear herramientas de analítica en tiempo real para identificar los comportamientos de los usuarios de manera más rápida y poder individualizar los mensajes.

Big Data en Colombia

El Ministerio TIC reconoce el valor de la información como herramienta para el fortalecimiento de sectores industriales, gubernamentales y académicos.

La existencia de información disponible hace de su consecuente análisis un insumo cada vez más valioso en la toma de decisiones. Las tendencias mundiales en TIC evidencian la convergencia de tecnologías necesarias al análisis de datos. Big Data Analytics se posiciona progresivamente en el centro de las estrategias sociales, económicas, culturales y políticas y su eficacidad significa la preparación de los recursos necesarios a su desarrollo.

Ante ello, el Ministerio TIC crea Centros de Excelencia y Apropiación (CEA) con el fin de capitalizar el análisis de datos en sectores estratégicos.

Los CEA en Big Data Analytics focalizan las competencias de los recursos existentes para el desarrollo de estrategias cuya diferenciación recae en el análisis de información.

Entre los objetivos del Ministerio TIC está la creación de valor a partir de Big Data Anlaytics para: Ciberseguridad, Internet de las cosas y la formulación de política pública.

De esta forma, Big Data es una herramienta para todas las industrias y ya se encuentra en una etapa de adopción en varios departamentos de las empresas, así como por parte del Estado. Es hora de emprender estos proyectos, para sacar todo el potencia de los datos y así tomar mejores decisiones.

Comparte en redes sociales

Artículos relacionados

Scroll